The Cathedral of St. Philip - Atlanta, GA

Servicios en Español

Segundo Domingo de Adviento
5 Diciembre 2021


 

PALABRA DE DIOS 

 

Canto de Entrada: Preparen el Camino (#265)

Preparen el camino, 
el camino del Señor,
que los montes se aplanen, 
los posos se rellenen.
Preparen el camino del Señor.

El que tenga dos capas
que dé una al que no tiene.
El que tenga que comer,
que haga lo mismo.
preparen el camino del Señor.

No cobren más que lo debido.
No abusen de le gente.
No hagan denuncias falsas.
Conténtense con lo que les pagan.

 

Diácono: Bendito sea Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Pueblo: Y bendito sea su reino, ahora y por siempre. Amén.

Diácono: Dios omnipotente, para quien todos los corazones están manifiestos, todos los deseos son conocidos y ningún secreto se halla encubierto: Purifica los pensamientos de nuestros corazones por la inspiración de tu Santo Espíritu, para que perfectamente te amemos y dignamente proclamemos la grandeza de tu santo Nombre; por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

Diácono: Señor, ten piedad de nosotros.
Pueblo: Cristo, ten piedad de nosotros.
Diácono: Señor, ten piedad de nosotros.

 

Colecta de día

Diácono: El Señor sea con ustedes. 
Pueblo: Y con tu espíritu. 
Diácono: Oremos. 
Dios de misericordia, que enviaste a tus mensajeros, los profetas, a predicar el arrepentimiento y preparar el camino de nuestra salvación: Danos gracia para atender sus advertencias y abandonar nuestros pecados, a fin de que recibamos gozosamente la venida de Jesucristo nuestro Redentor; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

 

Primera Lectura
Malaquías 3:1-4

Lectura del libro del profeta Malaquías

El Señor todopoderoso dice: «Voy a enviar mi mensajero para que me prepare el camino. El Señor, a quien ustedes están buscando, va a entrar de pronto en su templo. ¡Ya llega el mensajero de la alianza que ustedes desean!» 
Pero ¿quién podrá resistir el día de su venida? ¿Quién podrá entonces permanecer en pie? Pues llegará como un fuego, para purificarnos; será como un jabón que quitará nuestras manchas. El Señor se sentará a purificar a los sacerdotes, los descendientes de Leví, como quien purifica la plata y el oro en el fuego. Después ellos podrán presentar su ofrenda al Señor, tal como deben hacerlo. El Señor se alegrará entonces de la ofrenda de Judá y Jerusalén, igual que se alegraba de ella en otros tiempos.

Palabra del Señor.
Demos gracias a Dios.

 

Cántico de Zacarías     
Benedictus Dominus Deus • Lucas 1:68–79 

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, *
    porque ha visitado y redimido a su pueblo,
Suscitándonos un poderoso Salvador *
    en la casa de David su siervo,
Según lo había predicho desde antiguo *
    por boca de sus santos profetas.
Es el Salvador que nos libra de nuestros enemigos, *
    y de la mano de todos los que nos odian,
Realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres, *
    recordando su santa alianza y el juramento 
    que juró a nuestro padre Abrahán;
Para concedernos que, libres de temor, 
arrancados de la mano de los enemigos, *
    le sirvamos con santidad y justicia en su presencia, todos nuestros días.
Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, *
    porque irás delante del Señor a preparar sus caminos,
Anunciando a su pueblo la salvación, *
    el perdón de sus pecados.
Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, *
    nos visitará el sol que nace de lo alto,
Para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, *
    para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.

 

El Evangelio
San Lucas 3:1-6

El Santo Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Lucas
¡Gloria a ti, Cristo Señor! 

Era el año quince del gobierno del emperador Tiberio, y Poncio Pilato era gobernador de Judea. Herodes gobernaba en Galilea, su hermano Filipo gobernaba en Iturea y Traconítide, y Lisanias gobernaba en Abilene. Anás y Caifás eran los sumos sacerdotes. Por aquel tiempo, Dios habló en el desierto a Juan, el hijo de Zacarías, y Juan pasó por todos los lugares junto al río Jordán, diciendo a la gente que ellos debían volverse a Dios y ser bautizados, para que Dios les perdonara sus pecados. Esto sucedió como está escrito en el libro del profeta Isaías: 
«Una voz grita en el desierto: 
“Preparen el camino del Señor; 
ábranle un camino recto. 
Todo valle será rellenado, 
todo cerro y colina será nivelado, 
los caminos torcidos serán enderezados, 
y allanados los caminos disparejos. 
Todo el mundo verá la salvación que Dios envía.”» 

El Evangelio del Señor. 
Te alabamos, Cristo Señor.

 

Homilía por Diacona Letty

 

Oraciones de los Fieles

Diácono: Oremos por la iglesia y por el mundo.

Padre, te suplicamos por tu santa Iglesia Católica.
Todos: Que todos seamos uno.

Intercesor: Concede que todos los miembros de la Iglesia te sirvan en verdad y humildad.
Todos: Que tu Nombre sea glorificado por todo el género humano.

Intercesor: Te pedimos por todos los obispos, presbíteros y diáconos.
Todos: Que sean fieles ministros de tu Palabra y Sacramentos.

Intercesor: Te pedimos por cuantos gobiernan y ejercen autoridad en todas las naciones del mundo.
Todos: Que haya justicia y paz en la tierra.

Intercesor: Danos gracia para hacer tu voluntad en todo cuanto emprendamos.
Todos: Que nuestras obras sean agradables a tus ojos.

Intercesor: Ten compasión de los que sufren de dolor o angustia.
Todos: Que sean librados de sus aflicciones.

Intercesor: Otorga descanso eterno a los difuntos.
Todos: Que sobre ellos resplandezca la luz perpetua.

Intercesor: Te alabamos por tus santos que han entrado en el gozo del Señor.
Todos: Que también nosotros tengamos parte en tu reino celestial.

Intercesor: Oremos por nuestras necesidades y las necesidades de los demás.

Pausa. El Pueblo puede añadir sus propias peticiones.

El Diácono añade una Colecta final.
Apresura, Padre, la venida de tu reino y concede que tus siervos, que ahora vivimos por fe, contemplemos con júbilo a tu Hijo cuando venga en majestad gloriosa; el mismo Jesucristo, nuestro único Mediador y Abogado. Amén.

El Diácono dice
Confesemos nuestros pecados contra Dios y contra nuestro prójimo.

Puede guardarse un período de silencio.

Ministro y Pueblo:
Dios de misericordia,
confesamos que hemos pecado contra ti
por pensamiento, palabra y obra,
por lo que hemos hecho
y lo que hemos dejado de hacer.
No te hemos amado con todo el corazón;
no hemos amado a nuestro prójimo como a nosotros mismos.
Sincera y humildemente nos arrepentimos.
Por amor de tu Hijo Jesucristo,
ten piedad de nosotros y perdónanos;
así tu voluntad será nuestra alegría
y andaremos por tus caminos,
para gloria de tu Nombre. Amén.

El Diácono dice:
Dios omnipotente tenga misericordia de nosotros, perdone todos nuestros pecados por Jesucristo nuestro Señor, nos fortalezca en toda bondad y, por el poder del Espíritu Santo, nos conserve en la vida eterna. Amén.

 

La Paz

Diácono: La paz del Señor sea siempre con ustedes. 
Pueblo: Y con tu espíritu.

 

La Paz Este Con Nosotros (#376)

La paz esté con nosotros, 
La paz esté con nosotros;
La paz esté con nosotros
que con nosotros siempre,
siempre esté la paz. 

La paz esté con nosotros, 
La paz esté con nosotros;
La paz esté con nosotros
que con nosotros siempre,
siempre esté la paz. 

 

Avisos

 

Aquellos por quienes se han pedido oraciones:

Para necesidades inmediatas: Sandra Gilbert Early, Neal Peters, Katie Royal, Gary Schiff, George Zappa

Oraciones a largo plazo:  R. Huntley Allen, Penny Barnett, Perry Benton, Virginia Bicksler, Larry Boggs, Randall Chatham-Borden, Heather Clark, Sharon Crews, The Crossley Family, Jerri Darnell, Marg Denny, Terry Dornbush, Stephen Douglass, Sarah duBignon, Deborah Ellington, Ruth Fuqua, Elizabeth Groseth, Jenny Ham, Rebecca Harris, Jane Jones, Louise Kan, Lisa Krysiak, Jill Mahaffey, Carol McDonald, Glenn Miller, Royce Mitchell, Susan Myers, Charlie Neal, Dudley Ottley, Marian Palmore, Rowland Radford, Rubye & Wayne Reid, Lorraine Reynolds, Agnes Elizabeth Robertson, Jean Robertson, Betty Roper, Louis “Skip” Schueddig, Tommy Truesdale, Ron Wallace, Elleanor Wilson, Faye Van Winkle

Para familiares y amigos:  Lisa Bachman, Bettina Bass, Lisa Bradshaw, Pam Breedlove, Rose Brunetti Bennett, Lila Jo Callaway, Andrew Clark, Vickie Coffman, Marie Corrigan, Ava Corroon, Apryl Roberts Cox, Dan Elson, Jackson Francis, Carleton Fuller, Theresa Gent, Patricia Plummer Glowatsky, Mark Goodwin, Martha Heinze, Rob Hendler, Eboni & Everton Heron, Gayle Higley, Cadel Ingraham, Robin Kemp, Carole Kline, Rita Lewis, Pete Livezey, Lauren Makhlouf, Pat Martin, Ethel “Babe” Moldovan, Betsy Moore, Fred Nelson, Michelle, Carter, & Gabriel Nichols, Linus Nickel, Bill Poole, Carter Randall, Einar Sagstuen, James Sands, Woody Talley, Yvonne Tate, Pierson Thames, Bryson Thomas, Wayne Thurman, Olive Toy, Harris Wilson, Liz Woodring, Whit A. Wright, Hollis Youngner

 

Santa Comunión

Diácono: Padre todopoderoso, cuyo amado Hijo, en la víspera de su padecimiento, instituyó el Sacramento de su Cuerpo y su Sangre: Concédenos, en tu misericordia, que lo recibamos con gratitud como memorial de Jesucristo nuestro Señor, que en estos santos misterios nos da una prenda de la vida eterna; quien vive ahora y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

(esta parte cantada)
Padre Nuestro tu que estas
en los que aman la verdad
has que el reino que por Ti de dio
llegue pronto a nuestro corazón
que el amor, que tu hijo,
nos dejó, ese amor 
habite en nosotros

(esta parte se dice) 
Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino, hágase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo,
Danos hoy nuestro pan de cada día,
Perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentación
y líbranos del mal.
Porque tuyo es el reino, tuyo es el poder,
Y tuya es la Gloria, ahora y por siempre.  AMEN

(esta parte cantada)
Y en el pan de la unidad,
Cristo danos Tu la paz,
y olvídate de nuestro mal,
si olvidamos el de los demás,
no permitas que  caigamos
en tentación, Oh Señor
y ten piedad del mundo

 

Diácono: Los Dones de Dios, para el Pueblo de Dios

 

La administración de la comunión del sacramento reservado

 

La oración de poscomunión

Padre bondadoso, te alabamos y te damos gracias por esta Santa Comunión del Cuerpo de tu amado Hijo Jesucristo, prenda de nuestra redención; y te suplicamos que ésta nos traiga el perdón de nuestros pecados, fortaleza en nuestra debilidad, y salvación eterna; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

Oración de San Juan Crisóstomo 

Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras súplicas en común; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, tú estarás en medio de ellos: Realiza ahora, Señor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concédenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amén.

 

La Bendición 

Y la bendición de Dios omnipotente, 
el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, 
sea con nosotros y more con nosotros eternamente. Amén. 

 

Te Den Gracias (#604)

Te den gracias todos los pueblos,
que todos los pueblos te den gracias. (bis)

Señor, Señor, Señor, gracias te damos, 
por esta misa que hemos celebrado.
Tu Cuerpo y Sangre 
ya hemos recibido, 
volvemos a la vida entusiasmados.

Señor, qué bien se vive aquí en tu casa, 
en Cristo siempre unidos 
como hermanos. 
Señor, que sea esto un anticipo
del cielo que ya estamos comenzando.

 

Diácono: Vayan en paz para amar y servir al Señor.
Pueblo: Gracias a Dios.