The Cathedral of St. Philip - Atlanta, GA

Servicios de Koinonia en Español

Segundo domingo después de Epifanía
17 Enero 2021

 

PALABRA DE DIOS 

 

Todos de pie, Celebrante dice: Bendito sea Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo. 

Pueblo: Y bendito sea su reino, ahora y por siempre. Amén.

Celebrante: Dios omnipotente, para quien todos los corazones están manifiestos, todos los deseos son conocidos y ningún secreto se halla encubierto: Purifica los pensamientos de nuestros corazones por la inspiración de tu Santo Espíritu, para que perfectamente te amemos y dignamente proclamemos la grandeza de tu santo Nombre; por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

Colecta de día

Celebrante: El Señor sea con ustedes. 

Pueblo: Y con tu espíritu. 

Celebrante: Oremos. 
Dios todopoderoso, cuyo Hijo nuestro Salvador Jesucristo es la luz del mundo: Concede que tu pueblo, iluminado por tu Palabra y Sacramentos, brille con el resplandor de la gloria de Cristo, para que el sea conocido, adorado y obedecido hasta los confines de la tierra; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

 

Salmo 139:1–5, 12–17

Domine, probasti

Lectura del Libro de los Salmos

 

    1     Oh Señor, tú me has probado y conocido; *
            conoces mi sentarme y mi levantarme; 
            percibes de lejos mis pensamientos.
    2     Observas mis viajes y mis lugares de reposo, *
            y todos mis caminos te son conocidos.
    3     Aún no está la palabra en mis labios, *
            y he aquí, oh Señor, tú la conoces.
    4     Me rodeas delante y detrás, *
            y sobre mí pones tu mano.
    5     Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; *
            sublime es, y no lo puedo alcanzar.

    12    Porque tú creaste mis entrañas; *
            me tejiste en el vientre de mi madre.
    13    Te daré gracias, porque maravillosamente he sido formado; * 
            admirables son tus obras, y bien lo sé.
    14    No fue encubierto de ti mi cuerpo, 
            mientras que en oculto era formado, *
            y entretejido en lo más profundo de la tierra.
    15     Tus ojos vieron mis miembros, aún incompletos en el vientre;
             todos estaban escritos en tu libro; *
            contados estaban mis días, antes que llegase el primero.
    16     ¡Cuán profundos me son, oh Dios, tus pensamientos *
            ¡Cuán inmensa es la suma de ellos!
    17     Si los contase, serían más que la arena; *
            para contarlos todos, tendría que ser eterno como tú.

 

Palabra del Señor.
Demos gracias a Dios.

 

Digamos Juntos las palabras de esta canción

Nace en un Portal (#280)

Estribillo
Nace en un portal el niño Jesús.
Él nos trae la paz y nos trae la luz.
Haz que Nazca en ti, en tu corazón.
Ábrele tu casa al niño Jesús.

Los ángeles en el cielo
alegres están cantando.
Nosotros junto con ellos
estaremos celebrando:
que nació el Mesías, el niño Jesús.

Quiso darnos al nacer
un ejemplo de humildad;
y así demostrarle al mundo
lo bonito que es amar.
Nace en un portal el niño Jesús.

 

El Evangelio: San Juan 1:43-51

El Santo Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Juan
¡Gloria a ti, Cristo Señor! 

 

Al día siguiente, Jesús decidió ir a la región de Galilea. Encontró a Felipe, y le dijo: Sígueme. 
Este Felipe era del pueblo de Betsaida, de donde eran también Andrés y Pedro. Felipe fue a buscar a Natanael, y le dijo: Hemos encontrado a aquel de quien escribió Moisés en los libros de la ley, y de quien también escribieron los profetas. Es Jesús, el hijo de José, el de Nazaret. 
Dijo Natanael: ¿Acaso de Nazaret puede salir algo bueno? 
Felipe le contestó: Ven y compruébalo. 
Cuando Jesús vio acercarse a Natanael, dijo: Aquí viene un verdadero israelita, en quien no hay engaño. 
Natanael le preguntó: ¿Cómo es que me conoces? 
Jesús le respondió: Te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera. 
Natanael le dijo: Maestro, ¡tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel! 
Jesús le contestó: ¿Me crees solamente porque te he dicho que te vi debajo de la higuera? Pues vas a ver cosas más grandes que éstas. 
También dijo Jesús: Les aseguro que ustedes verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.

 

El Evangelio del Señor. 
Te alabamos, Cristo Señor.

 

Homilía por La Rev. Holder

 

Oraciones de los Fieles

Diácono: Oremos por la igesia y por el mundo.

Intercesor: Padre, te suplicamos por tu santa Iglesia Católica.
Todos: Que todos seamos uno.

Intercesor: Concede que todos los miembros de la Iglesia te sirvan en verdad y humildad.
Todos: Que tu Nombre sea glorificado por todo el género humano.

Intercesor: Te pedimos por todos los obispos, presbíteros y diáconos.
Todos: Que sean fieles ministros de tu Palabra y Sacramentos.

Intercesor: Te pedimos por cuantos gobiernan y ejercen autoridad en todas las naciones del mundo.
Todos: Que haya justicia y paz en la tierra.

Intercesor: Danos gracia para hacer tu voluntad en todo cuanto emprendamos.
Todos: Que nuestras obras sean agradables a tus ojos.

Intercesor: Ten compasión de los que sufren de dolor o angustia.
Todos: Que sean librados de sus aflicciones.

Intercesor: Otorga descanso eterno a los difuntos.
Todos: Que sobre ellos resplandezca la luz perpetua.

Intercesor: Te alabamos por tus santos que han entrado en el gozo del Señor.
Todos: Que también nosotros tengamos parte en tu reino celestial.

Intercesor: Oremos por nuestras necesidades y las necesidades de los demás.

Pausa. El Pueblo puede añadir sus propias peticiones.

El Celebrante añade una Colecta final.
Apresura, Padre, la venida de tu reino y concede que tus siervos, que ahora vivimos por fe, contemplemos con júbilo a tu Hijo cuando venga en majestad gloriosa; el mismo Jesucristo, nuestro único Mediador y Abogado. Amén.

 

Diácono: Confesemos nuestros pecados contra Dios y contra nuestro prójimo. Puede guardarse un período de silencio. 

Ministro y Pueblo: Dios de misericordia, confesamos que hemos pecado contra ti por pensamiento, palabra y obra, por lo que hemos hecho y lo que hemos dejado de hacer. No te hemos amado con todo el corazón; no hemos amado a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Sincera y humildemente nos arrepentimos. Por amor de tu Hijo Jesucristo, ten piedad de nosotros y perdónanos; así tu voluntad será nuestra alegría y andaremos por tus caminos, para gloria de tu Nombre. Amén

El Ministro dice: Dios omnipotente tenga misericordia de nosotros, perdone todos nos pecados por Jesucristo nuestro Señor, nos fortalezca en toda bondad y, por el poder del Espíritu Santo, nos conserve en la vida eterna. Amén. 

 

La Paz

Celebrante: La paz del Señor sea siempre con ustedes. 
Pueblo: Y con tu espíritu.

 

Avisos

 

Aquellos por quienes se han pedido oraciones:

Para necesidades inmediatas:   Jessie McGill, Sam Polk, Randy Pollard III, Courtney Rosenthal, Dorothy Tuttle, Diane Woods

 

Oraciones a largo plazo: R. Huntley Allen, Anne Bao, Penny Barnett, Edgar & Judith Beach, Perry Benton, Virginia Bicksler, David Burge, Michael Carrin, Heather Clark, Sharon Crews, Terry Dornbush, Sarah duBignon, Deborah Ellington, Dan Elson, Jenny Ham, Louise Kan, John Patrick Kelly, Lisa Krysiak, Sandy Land, Carol McDonald, Glenn Miller, Ashley Minear, Royce Mitchell, Laura Moore, Susan Myers, Charlie Neal, Linus Nickel, Marion Palmore, Beth Pitzer, Brenda Pruitt, Garry Pryor, Rowland Radford, Rubye & Wayne Reid, Agnes Elizabeth Robertson, Fred Rudolph, Louis “Skip” Schueddig, Marjorie Singley-Hall, Jeanne Smith, Tommy Truesdale, Faye Van Winkle, Michael Wood

 

Para familiares y amigos: Bettina Bass, Bella Bond, David Bond, Lynn Chandler, Roy Eugene Chatham, Andrew Clark, Vickie & Bob Coffman, Marie Corrigan, Robyn Kim Crennan, Konrad Darling, Carleton Fuller, Lamont Glover, Marilynn Hill, Cadel Ingraham, Vivian Johnson, Stephen Jones, Robin Kemp, Grace Lawson, Pete Livezey, Lauren Makhlouf, Pat Martin, Marge Massey, Michelle Maxwell, Judy McLeroy, Katie McRae, Stephano Miele, John Mitchell, Betsy Moore, Mary Nelson, Steven Norman, Domini Re-Darling, James Sands, Patricia Schooley, Steve Shaw, Cindy Snell, Paul Sturtz, Caroline Southerland, Tina Susco, Yvonne Tate, Pierson Thames, Jeffrey Thomas, Wayne Thurman, Roger Traylor, Ron M. Wallace, Whit A. Wright, Hollis Youngner

 

Una espiga (#597)

Una espiga dorada por el sol
el racimo que corta el viñador
se convierte la hora pan y vino de amor
en el cuerpo y la sangre del Señor.

Compartimos la misma communion
somos trigos del mismo sembrador
un molino la vida nos tritura con dolor
Dios nos hace eucaristia en el amor.

 

Santa Comunión

 

Celebrante: Padre todopoderoso, cuyo amado Hijo, en la víspera de su padecimiento, instituyó el Sacramento de su Cuerpo: Concédenos, en tu misericordia, que lo recibamos con gratitud como memorial de Jesucristo nuestro Señor, que en estos santos misterios nos da una prenda de la vida eterna; quien vive ahora y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

 

Celebrante: Oremos como nuestro Salvador Cristo nos enseñó.

Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino, hágase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo,
Danos hoy nuestro pan de cada día,
Perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentación
y líbranos del mal.
Porque tuyo es el reino, tuyo es el poder,
Y tuya es la Gloria, ahora y por siempre.  Amen.

 

Celebrante: Los Dones de Dios, para el Pueblo de Dios

 

La administración de la comunión del sacramento reservado

 

La oración de poscomunión

Padre bondadoso, te alabamos y te damos gracias por esta Santa Comunión del Cuerpo de tu amado Hijo Jesucristo, prenda de nuestra redención; y te suplicamos que ésta nos traiga el perdón de nuestros pecados, fortaleza en nuestra debilidad, y salvación eterna; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

Oración de San Juan Crisóstomo

Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras súplicas en común; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, tú estarás en medio de ellos: Realiza ahora, Señor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concédenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amén.

 

La Bendición 

Y la bendición de Dios omnipotente, 
el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, 
sea con nosotros y more con nosotros eternamente. Amén. 

 

Diácono: Salgamos en el nombre de Dios. 
Pueblo: Demos gracias a Dios.